sábado, 5 de noviembre de 2016

La Basílica de San Vicente en Lieja (Bélgica).


La ausencia de informaciones precisas nos impiden situar la fecha de fundación del primer santuario que dio lugar a la actual Basílica Parroquia de San Vicente en la ciudad belga de Lieja. Hay indicios que hacen remontar su creación a los principios del siglo XII bajo en mandato de Obispo Balderico II pero esta es una suposición que no descansa bajo ninguna base documental. Pero lo que se puede afirmar es que Fetinne, la zona donde se halla esta iglesia, se constituyó en parroquia separada de cualquier otra sobre el año 1300. También se puede decir que la iglesia y su cementerio particular junto con varios monumentos funerarios en forma de cruz que se apoyan contra el muro de la vieja iglesia datan del siglo XIV. Por otra parte, hay un grabado de un artista desconocido que representa el cementerio de Fetinne en el año 1785. Añadimos que la demarcación de la parroquia de San Vicente pertenecía a la circunscripción de la parroquia de Santa Verónica. La historia de esta iglesia, también llamada de Fetinne, es un rosario de infortunios pues sufrió muchísimos desastres por su situación geográfica al estar en un territorio más bajo del nivel del mar que convertía al edificio en particularmente vulnerable en caso de fuertes lluvias. Por otro lado los acontecimientos militares le causaron grandes daños. Hay que resaltar que una de las inundaciones más desastrosas fue la que se produjo en el año 1643 cuando la iglesia fue arrasada por las aguas de los rios Fourchu Fose con las de Lameuse y el santuario fue reconstruido un cuarto de siglo después de este siniestro sobre el año 1669. Los planos sobre los que se basó esta reconstrucción del arquitecto Robert Tousaint. Este es un enorme edificio, de aspecto excepcionalmente atractivo y realizado en hormigón armado, que se dota de una cúpula central que sujetan ocho pilares en filas dispuestas octogonalmente y sus cúpulas forman cuatro ábsides. En el año 1902, la zona de Laourte que se halla cerca del edificio se cerró para las necesidades de la exposición universal de ese año y el propio edificio se destruyó para ser reemplazado más tarde por la iglesia.  

viernes, 15 de julio de 2016

La mandorla de la iglesia de Saint Vincent de Breze (Francia).



La iglesia de San Vicente de Breze (Francia) fue consagrada en 1904. Construida a finales del siglo XIX en piedra caliza local, se sitúa en el lugar de una antigua capilla dedicada a la Virgen María. Fue construida gracias a la donación del Señor de Breze. Tiene una planta en cruz latina y muestra una magnífica torre campanario de planta octogonal que se encuentra en la intersección de la nave central y el transepto. La entrada principal está precedida por una galería abierta  con cinco grandes arcos y hermosas puertas de hierro forjado. El porche de la entrada principal está decorado con un altorrelieve con Cristo y los apóstoles. Dentro de la iglesia, de estilo neogótico, dominan muchas esculturas, incluyendo una magnífica Cruz, un altar, un antiguo púlpito, vidrieras y un hermoso baptisterio. La nave es abovedada en estilo gótico Angevino y aparecen muchas decoraciones relacionadas con el trabajo en la viña pues San Vicente es patrón de los vinateros franceses. Así muchos arcos que se adosan a las paredes de la nave muestran escenas de la vida de San Vicente y la magnífica mandorla interior del arco de entrada muestra solemne a nuestro santo. También  el coro, adornado con sillería de madera tallada, y las hermosas gárgolas de las fachadas exteriores son muy destacables. 

jueves, 30 de junio de 2016

También San Vicente Mártir en el Palazzo Marino de Milán.


El  Palazzo Marino, situado en la plaza de la Scala en Milán, es la sede civil de la administración municipal milanesa desde el 9 de septiembre de 1861. Encargado por el banquero y comerciante genovés Tommaso Marino, fue embargado por la administración pública en el año 1577 por las grandes deudas de la familia, pasando luego a la familia del banquero Emilio Omodei, financiero del gobierno español. Luego fue definitivamente adquirido por el estado en el año 1781. Una de sus estancias, la Sala della Trinità, parece una capilla gentilicia que inserta en sus muros frescos provenientes de la antigua iglesia tardomanierista de San Vito in Pasquirolo ya que esta sala era el oratorio del edificio en su origen. También en esta sala se encuentra un fresco del cinquecento  proveniente del monasterio benedictino femenino de San Vincenzino, atribuido a Giovanni da Lomazzo en el que se representa a San Vincenzo Martire con hábito de diácono y sus atributos. 

miércoles, 15 de junio de 2016

Un Sant Vicenç de Francesc Serra en el Museu Diocesá de Barcelona.

El compartimento central de un retablo procedente de la iglesia de Sant Vicenç dels Horts accedió al Museo Diocesano de Barcelona entre los años 1916 y 1934. Su factura data del año 1350 y es un temple sobre tabla de dimensiones 1,81 x 1,01 m. obra de Francesc Serra. Esta es la única parte que subsiste del antiguo retablo mayor gótico de dicha iglesia. Su elegante resolución y solidez de la figura destacan sobremanera en esta obra. Además, es muy notable el trabajo de punzón en la ornamentación del nimbo. 

lunes, 30 de mayo de 2016

El antiguo retablo de la cofradía de Santa Lucía de Valencia.



La Casa Cofradía de Santa Lucía ocupa parte de la ermita de Santa Lucía de Valencia y tiene su entrada por una puerta situada en la fachada principal. En el primer piso se encuentra el Archivo Histórico, mientras que en el segundo piso se encuentra la Sala de Juntas y la Sala Grande que alberga un pequeño museo de arte en su Sala Capitular. En la parte reservada a Museo se puede encontrar una talla de Cristo crucificado del siglo XVII, la imagen procesional de vestir de Santa Lucía y el retablo original de la fundación de la cofradía con la imagen de la santa acompañada por San Vicente Mártir y San Vicente Ferrer. Este ha sido restaurado recientemente por Gaia con la impagable labor de mecenas de la Fundación Hortensia Herrero..

domingo, 15 de mayo de 2016

La obra de José Antonio Espinar en el Seminario Mayor de Moncada.


José Antonio Espinar es un joven artista valenciano que ya cuenta con una larga trayectoria y una abundante obra repartida en toda la Comunidad Valenciana y que fundamentalmente se ha visto centrada en la restauración y nueva obra pictórica en distintas iglesias valencianas. A pesar de su juventud, ha conseguido una obra muy amplia que ha empezado a tener reconocimiento nacional e internacional y que se está convirtiendo en un claro referente del arte, mural y sobre otros soportes, religioso y civil actual valenciano. Muestra de ello, son los tres bellos óleos sobre tabla, originales, para la capilla del cardenal D.Agustín García Gascó del Seminario Mayor de Moncada, en los que se representa la “Inmaculada”, “S.José” y” S.Vicente Mártir”.

sábado, 30 de abril de 2016

Otra tabla de San Vicente de Tomás Giner.

Ya apareció en nuestro blog el pintor Tomás Giner (activo en Zaragoza entre 1458 y 1480) cuando mostramos una tabla que se encuentra en el Museo del Prado y que muestra a nuestro santo procedente de una capilla de la Catedral de Zaragoza. En esta ocasión recurrimos a él para mostrar una tabla sobre madera de factura algo más tosca de la misma autoría en que San Vicente es mostrado con su palma, rueda y libro. Las dimensiones de esta obra son 82 x 39 y se tasaba recientemente en una conocida casa de subastas por el precio de 10.000 euros.

domingo, 10 de abril de 2016

Un Sao Vicente de Diogo de Contreiras adquirido en subasta.

Diogo de Contreiras fue un pintor manierista portugués que estuvo activo entre los años 1521-1560. Este San Vicente es un óleo sobre madera de dimensiones 122 x 92 cm. En el año 1539 Contreiras pintó un retablo para el convento de Santa María de Almoster por mandato de D. Gil Eanes da Costa , siendo esta pintura de Sao Vicente uno de sus paneles, estando otros dos en otras colecciones privadas (Resurrección y San Sebastián), y habiéndose perdido el restante. Integró este San Vicente la Colección de D. Ambrosio de Sousa Coutinho, habiendo figurado en la exposición "Pintura dos Mestres do Sardoal e de Abrantes" de la Fundación Calouste Gulbenkian de Lisboa en 1971. Destaca el rostro sereno del santo junto con el barco y un paisaje arquitectónico de gran interés. Recientemente fue subastado y adjudicado por 75.000 euros.


domingo, 20 de marzo de 2016

La extraña composición del retablo de San Vicente de Gualba.

La iglesia parroquial de San Vicente preside el núcleo histórico de Gualba y consta todavía básicamente, al menos en el ábside y la fachada, de la iglesia románica consagrada en 1099. Fue transformada en el siglo XV con capillas laterales, que forman otras naves laterales, y con un campanario de torre, de piso octogonal con grandes aperturas apuntadas para las campanas. Más tarde se añadieron cuerpos modernos en la parte delantera y se prolongaron las naves de capillas del gótico tardío, cubiertas con nerviaciones, y la capilla de la Virgen, con ménsulas esculpidas. Una restauración realizada entre los años 1959 y 1961 ha restaurado la fachada y el sector del ábside. La iglesia tiene antiguas lápidas sepulcrales de antiguos feligreses y rectores. Una de sus capillas se ocupa por una composición agregada de un retablo gótico del siglo XVI con seis tablas pintadas con escenas de la vida de San Vicente de las cuales una se corona con un doselete, una predela gótica con Cristo en el centro y dos santas por cada lateral, del 1582, y fragmentos de otro retablo pintado del siglo XVII con cuatro doctores de la Iglesia.

jueves, 10 de marzo de 2016

Un Sant Vicenç de Ramón Destorrents en el Museu Diocesá de Barcelona.

Procedente de la primitiva parroquia de Sant Martí de Pertegás, término de Sant Celoni, capilla románica del S.XI, se conserva en el Museu Diocesá de Barcelona (Almoina Pía) la calle central de un retablo o tabla del altar de San Vicente realizado por Ramón Destorrents entre los años 1360 y1365 del S.XIV. En su ático aparece una crucifixión y en la parte inferior aparece San Vicente con libro y palma acompañado de un donante que le venera genuflexo. El autor fue un miniaturista y pintor de estilo italogótico, el más representativo de la escuela catalana, pero fuertemente influido por la escuela sienesa.

viernes, 26 de febrero de 2016

Un San Vicente de Alessandro Allori en Florencia.

La Basílica de Santa María Novella de Florencia es para muchos el edificio más valioso de la ciudad. De sus distintos claustros, destaca el “Chiostro Grande” ya que cuenta con más de 50 arcos. Las paredes están cubiertas por un extenso ciclo de frescos que describen  la “Vita di Gesú e dei Santi domenicani”, obra de varios artistas célebres de los siglos XVI y XVII. Entre ellos destaca Alessandro Allori  ya que fue el que representó a nuestro San Vicente. El Cappellone degli Spagnoli (la “Gran Capilla de los Españoles”) está situada en la originaria Sala Capitular de la Basílica. Se empezó a construir en 1344 y se terminó en 1355.
La Capilla se llamó “Cappellone degli Spagnoli” a raíz de que el Gran Duque de Toscana,  Cosimo I de Medici, se la concediera a su esposa, Leonor Álvarez de Toledo y Osorio, y ella  acostumbrara a recibir allí a los aristócratas y notables del Reino de España que residían en Florencia o iban a la capital de Toscana.

sábado, 30 de enero de 2016

El juicio de San Vicente ante Daciano de Peñalba de Ávila de autor anónimo.

La iglesia de San Vicente Mártir de Peñalba de Avila es de estilo barroco y la capilla mayor según un documento del archivo parroquial se comenzó a cuatro días del mes de mayo de 1618 y se acabó al fin de enero de 1619. Tiene cabecera de sillarejo y espadaña de sillería de granito del siglo XVI. En el siglo XVIII se sustituyó la techumbre del presbiterio por una cúpula barroca y se rehizo la techumbre de la nave. En 1987 se sustituyó el cielo raso que se había colocado con anterioridad por una nueva techumbre a dos aguas con tornapuntas. En ella se encuentra esta escena de autor anónimo que representa el juicio de San Vicente ante Daciano y que se data en el S.XVI.

lunes, 18 de enero de 2016

Un magnífico San Vicente en la catedral de Stavanger de Noruega.



Nos escribe muy amablemente desde Noruega el amigo Kristian S.Tuster diciendo que el famoso historiador A. E. Brøgger en su libro Stavangers historie i middelalderen, ed. Dreyers forlag og boktrykkeri (1915) manifiesta en la pagina 165: «El altar de San Vicente fue mencionado en el año 1442 en la reunión eclesial de Lødøse, cuando el obispo Audun consiguió convencer a unos obispos para emitir cartas de indulgencia en el altar de San Vicente y al altar de la Cruz santa en la catedral de Stavanger. Es hasta ahora el único caso en que el mártir San Vicente ha tenido su propia altar en una iglesia noruega». Menciona A.E. Brøgger que en otras iglesias habían altares dedicados conjuntamente como el de la famosa catedral de Trondheim («Kristkirken») donde había un altar dedicado tanto a San Juan como a San Vicente, pues juntos. «Es posible que haya existido desde el principio en la catedral debido a lo que ha dicho el arzobispo Jon Raude sobre la carta de indulgencia del año 1275 mencionando que la indulgencia sobre todo iba destinada a la fiesta de San Vicente». Menciono todo esto para confirmar la importancia del culto al mártir San Vicente en Europa, hasta Noruega el último rincón del continente europeo. Es muy posible incluso que estuviera presente en las iglesias de Groenlandia y de las costas del norte de América antes de la era de Cristóbal Colón.

lunes, 21 de diciembre de 2015

Un San Vicente de Pedro Miranda en el Museo de Arte Sacro de Bilbao.

Del taller de Pedro Díaz de Oviedo procedía probablemente el pintor navarro Pedro de Miranda. Desde 1497 hasta su muerte, en los últimos años de la primera mitad del S.XVI, reside y ejerce su profesión en Tudela aunque haya que lamentar que hayan desaparecido la mayoría de sus obras. Este óleo sobre tabla de dimensiones 143x89 procede de la iglesia del Corpus Christi de Indautxu y la iglesia de San Juan de Alfaro, hallándose en la actualidad en el Museo de Arte Sacro de Bilbao. Este San Vicente con dalmática verde muestra el libro, la palma y el cuervo como elementos máas reconocibles. Gentileza del buen amigo de Barakaldo Jaime Cortázar. Se data entre 1541 y 1544, adscribiéndose a la época renacentista.

martes, 20 de octubre de 2015

Pere Salvador nos regala un San Vicente con notas curiosas.

Este óleo sobre tabla de San Vicente Mártir, obra de Pere Salvador, data de 1645 y se halla en el Museo de la magnífica iglesia parroquial de Bocairent. Sus dimensiones son de 142 x 61. El barón de Alcahalí ya cita a Pedro Salvador como autor de las pinturas del retablo mayor de la parroquia de Bocairent, entre las que figuraba un San Roque, finalizando el trabajo en octubre del mismo año 1645. El aire neoclásico que respira la figura del santo contrasta con el trasfondo brumoso de su atmósfera. Destaca especialmente su rica dalmática decorada y su iconografía habitual de cruz, rueda y palma martirial. No es menos curioso que se le represente con bigote y con escasez capilar. Foto cedida por el Museo Parroquial de Bocairent y realizada por Juanjo photofinish.

sábado, 10 de octubre de 2015

Un San Vicente con aire vinatero en la iglesia de Arvigna.

Una pareja de tablas que representan individualmente a San Marcial y San Vicente se hallan en la iglesia de Arvigna (Francia) que tiene a estos dos santos como titulares. Lo que se sabe de ellas es que fueron donación de Guillaume Bazile y Marguerite Cancel y que su donación queda inscrita en la parte inferior de ambas obras. Ambas respiran un notable aire neoclásico, teniendo la de San Vicente su iconografía clásica en estas tierras de portar un racimo de uvas como patrón de los vendimiadores y vinateros.

miércoles, 30 de septiembre de 2015

El "San Vicente muerto por sus heridas" de las Ursulinas de Macon.


Esta pintura tiene como título "San Vicente muerto por sus heridas" y se halla en el Museo de las Ursulinas de Macon (Francia). Su autor es Guillaume Perrier y estuvo activo en esta ciudad a partir del año 1600. En la escena destaca un mamífero que escolta el cuerpo muerto de San Vicente y un ejército blasonado que acude a recuperar el cuerpo del santo.  

domingo, 20 de septiembre de 2015

El Juan de la Abadía del Museo Goya de Castres.

Vuelve a visitar este blog Juan de la Abadía, pintor activo en el S.XV, ya que el Museo Goya de Castres adquirió en el año 2002 dos paneles de los primitivos españoles que representan un Obispo y San Vicente Mártir que eran parte de un retablo original de origen desconocido y ahora desmantelado. Nuestro santo es patrón de la Catedral Benedictina de Castres ya que algunas reliquias fueron traídas de España en el siglo IX. A pesar de un intento de perspectiva en la pavimentación del suelo y el movimiento por el tratamiento de los ropajes, el conjunto sigue siendo bastante plano y rígido. Este aspecto también se acentúa por los rasgos faciales muy marcados del santo. 

jueves, 10 de septiembre de 2015

Una madonna con niño y San Vicente en el seminario de Lecce.

Esta obra titulada "Madonna con bambino e San Vincenzo Martire" se halla en el el altar dedicado al santo de la capilla del Seminario de Lecce (Italia). Su autor es el pintor giordanesco llamado Paolo de Matteis que la ejecutó en el año 1705. Destaca sin duda cómo la Virgen pisa una media luna que simboliza el islamismo y de la cual emerge una serpiente con la manzana del pecado. En un rincón un soldado observa sorprendido la escena. El colorismo y minuciosidad de la obra hacen que sea considerada de gran valor pictórico. 

domingo, 30 de agosto de 2015

Los frescos de San Vicente y los Reyes Magos en Sesto Calende.


En la localidad italiana de Sesto Calende encontramos un oratorio dedicado alternativamente a San Vicente y a los reyes magos. Los paneles con frescos que los representan se consideran de finales del siglo XVI. En otras paredes encontramos otras representaciones de santos de diversas épocas que operan como ex votos que fueron situándose en protección contra las sucesivas pestes que sucedieron a estas tierras pues esta pequeña capilla, de culto inmemorial, sirvió en ocasiones como hospital.

jueves, 20 de agosto de 2015

San Vicente en la predela del retablo de la Virgen del monasterio de Santes Creus.


El Retablo gótico del Monasterio de Santes Creus es un retablo pintado por Guerau Gener y Lluís Borrassà entre 1407 y 1411. Este retablo mariano realizado para el altar mayor del monasterio de Santes Creus es una de las obras claves del gótico internacional en Cataluña. El MNAC conserva la Natividad, coronada por la figura de San Juan Evangelista, y la Resurrección de Cristo, mientras que el resto de las tablas se conservan en una de las capillas de la catedral de Tarragona. El retablo se le encargó a Pere Serra pero parece que murió sin haberlo empezado a pintar. Guerau Gener, buen conocedor del gótico internacional valenciano por haber venido a nuestras tierras, lo sustituyó, pero su prematura muerte hizo que Lluís Borrassà, uno de los grandes protagonistas de la pintura del primer gótico internacional catalán, finalizara el encargo. En la parte de la predela que mostramos aparece San Vicente con la rueda rodeado de otros mártires y santos.

lunes, 10 de agosto de 2015

Los magníficos murales de la iglesia de San Vicente de Ustaritz.


La localidad vasco francesa de Ustaritz tiene una rica herencia religiosa materializada en una iglesia de Saint-Vincent reconstruida en estilo neogótico en la segunda mitad del siglo XIX. Se caracteriza por una estructura de hierro fundido, siendo uno de los primeros edificios construidos con este material, pionero para su época. Pero si destaca por algo es por los magníficos murales del coro, obra de André Trebuchet, completados entre 1940-1950 por los que el el pintor A. Wild realizó para el ábside. El convento de las Hijas de la Cruz (Seroren Komentua), que acoge a la comunidad del mismo nombre, está aquí establecida desde 1829 con vistas al río Nive. El edificio es objeto de registro como monumento histórico desde el 3 de agosto de 2001 .

jueves, 30 de julio de 2015

El mosaico hagiográfico de San Apolinar el Nuevo de Ravenna.


La Basílica de San Apolinar el Nuevo es un templo cristiano de la ciudad italiana de Rávena. Inicialmente se consagró para el culto arriano, al ser construido por orden del rey ostrogodo Teodorico el Grande en 505; tras la conquista bizantina  del año 540, fue habilitada para el culto católico y forma parte del conjunto monumental de ocho edificios de Rávena inscritas en la lista del Patrimonio de la Humanidad en 1996. Como todas las iglesias de Rávena del periodo imperial, ostrogodo  y bizantino, también San Apolinar el Nuevo cuenta con unos singulares mosaicos. En este caso debemos fijarnos en los que rodean su nave central para ver una procesión de santos de la que mostramos a S.Policarpo, S.Vicente, S.Pancracio y S.Crisógono que exhiben la corona de su martirio y cuyos nombres pueden ser distinguidos en latín sobre los halos dorados de sus cabezas. 

lunes, 20 de julio de 2015

El martirologio de Basilio II también se acuerda de San Vicente Mártir.



El Martirologio o Menologio de Basilio II, es considerado como la más perfecta obra de arte de los manuscritos griegos con miniaturas que ha llegado hasta nosotros, y constituye un punto de referencia obligado para el estudio de la miniatura bizantina durante los siglos X y XI. En la actualidad forma parte de la colección de manuscritos griegos de la Biblioteca Apostólica Vaticana. Confeccionado por orden del emperador Basilio II (976-1025), representa la cumbre de la experiencia y de la síntesis de las tendencias del arte aúlico de Constantinopla en torno al año 1000. Muestra una larga serie de imágenes sacras, retratos de santos, mártires, confesores, vírgenes, obispos, anacoretas, etc… hieráticamente representados, por lo general con elegantes fondos arquitectónicos o paisajísticos o captados en un momento especialmente importante de su vida y entre los que se encuentra San Vicente Mártir. A las numerosas escenas de martirio, se añaden representaciones de pasajes de las Historia Sagrada o de diversas leyendas hagiográficas, con escenas de milagros y apariciones o de descubrimientos y traslados de reliquias.

viernes, 10 de julio de 2015

El altar mayor de la Basilica de la Roqueta de Valencia es presidido de nuevo por un retablo.

Por fin un nuevo retablo viste desde Enero del 2015 el altar mayor de la antigua Basílica sepulcral de la Roqueta de Valencia después de que el anterior fuera destruido en un incendio en 1936 durante la Guerra Civil. Este integra tres obras del siglo XVII,, entre ellas la imagen sedente de san Vicente conocida como “El Pobret” que estaba ubicada en la entrada principal al templo desde el antiguo monasterio. El nuevo retablo de la iglesia, de estilo clásico, ha sido construido en escayola sobre una estructura de metal y hormigón, mide 13 metros de alto y 6 de ancho y ha sido sufragado por los feligreses de la parroquia. 
Una imagen moderna de Cristo Rey, patrón de la parroquia, que ya existía en el templo, y una copia de la tabla gótica de “La Virgen de la Cerca” se han integrado en el nuevo retablo junto con seis paneles con bajorrelieves, tres de ellos del martirio de San Vicente, a la izquierda, y otros tres, a la derecha, que representan la muerte y los milagros relacionados con este hecho. De los seis paneles hay cinco en resina sobre modelo en arcilla de nueva ejecución y uno, realizado en mármol, es otra de las obras del siglo XVII del nuevo retablo, siendo la tercera pieza del XVII el escudo en piedra de monseñor Isidoro Aliaga, arzobispo de Valencia entre 1612 y 1648.

martes, 30 de junio de 2015

Una pintura de San Vicente en el Museo de Arte Sacra de Peñafiel.


Esta pintura que representa a San Vicente portando el clásico barco custodiado por dos cuervos en su popa y en su proa, nao que trasladó el cuerpo de San Vicente desde Sagres hasta Lisboa según la tradición portuguesa, se halla en el Museo de Arte Sacro de la Casa de la Misericordia de Peñafiel en Portugal.Desconocemos su autoría aunque esta estructura de imágenes son recurrentes en el país luso, mostrando siempre unas ricas dalmáticas.

sábado, 20 de junio de 2015

Alessandro Maganza representa junto a Maffei el ex-voto de la ciudad plateada de Vicenza como ofrenda para la Virgen.


Cuando se produjo el final de la plaga que había azotado, entre otras, a las ciudades de Venecia y Vicenza en los años 1576-1577, Vicenza presentó a la Virgen del Santuario de Monte Bérico un modelo de plata que representaba a la ciudad en agradecimiento por la protección recibida en aquella catástrofe. Esta era básicamente una imagen en miniatura de su "pequeño país" y fue donado a la Virgen de la que Vicenza había recibido protección. Esta ciudad fue la base de este " ex voto” que se hizo según fuentes de la época para ir en procesión. El modelo de plata de la ciudad fue inmediatamente objeto de devoción y de un atractivo particular y, entre finales del siglo XVI y principios del siglo XVII, dos de los más famosos pintores de la época Vicenza, Alessandro Maganza primero y luego Francesco Maffei, del que ya hemos tratado en otro post anterior, pintaron una serie de pinturas centradas en la figura del entonces patrón de Vicenza, San Vicente, que hoy son documentos fundamentales para el conocimiento de esta joya. Maganza pintó su Virgen con el Niño, San Anastasio y San Vicente con el modelo de la ciudad de Vicenza , en 1613, en la iglesia de San Vincenzo de Thiene y, por otro lado, también pintó un San Vicente y el ángel muestran a Cristo el modelo de la ciudad de Vicenza, en 1593, en la iglesia Poiana Maggiore.
Desafortunadamente, sin embargo, la joya de plata fue destruida por los franceses en el año 1797 durante la disolución de la República de Venecia. Y es que en el santuario de Monte Bérico las tropas de Napoleón decidieron fundir la pieza con la esperanza de obtener un bloque de plata maciza sin reparar en que aquella era en realidad un modelo de madera cubierto de hojas delgadas de plata. Tras cuatro siglos y medio, un comité de expertos se planteó finalmente la reconstrucción del modelo que representa el plateado Vicenza de finales del siglo XVI y así se hizo para recrear una copia lo más fiel posible al original en una representación muy detallada en la que se manifiesta la historia de la ciudad y el famoso ex voto.

miércoles, 10 de junio de 2015

Un martirio de San Vicente en San Giorgio dei Genovesi de Palermo.

Jacopo da Empoli, también conocido como Jacopo Chimenti, a partir del nombre del padre, fue un pintor italiano (1551-1640). Se formó en el taller de Maso da San Friano en Florencia y su pintura está inspirada principalmente en los primeros maestros del siglo XVI, volviendo la mirada a la pintura de Santi di Tito. Posteriormente evolucionará a un arte popular religioso de inspiración un tanto clásica pues está atento a las verdades naturales. Apareció, en ocasiones, vinculado al entorno de las Caravaggio, que se manifiesta por investigación lumínica. Este óleo sobre tela de 1614 y de dimensiones 325x208 se halla en la  Chiesa di San Giorgio dei Genovesi de Palermo.

sábado, 30 de mayo de 2015

Los murales de San Vincenzo dei Teatini de Piacenza.


Nos encontramos que la iglesia de San Vicente de Piacenza, de los Teatinos, tuvo encomendada a Andrea Galluzzi Piacenza (1689-1719), discípulo de Francesco Galli Bibiena, la decoración del santuario y la arquitectura de su espectacular coro, mientras que los tres paneles de las paredes del coro fueron pintados por Roberto De Longe, flamenco que se estableció en Piacenza en 1686; en  estos muestra “el martirio de San Vicente de Zaragoza”, su “presencia ante el prefecto Daciano” y la “detención en la cárcel con fragmentos afilados”. San Vicente es invocado allí como el protector de los huérfanos, las viudas y los pobres.

miércoles, 20 de mayo de 2015

El "Episodio del martirio de San Vicente" de Aurelio Luini procedente de la iglesia de San Vincenzino de Milán.

La iglesia de San Vincenzino alle Monache, también conocida como Monasterium Novum, era una iglesia de Milán situada junto al monasterio del mismo nombre conocido como vía Camperio y que fue demolido en 1964. La iglesia tenía la estructura típica de los monasterios de clausura: el aula se separó en dos partes, una para las monjas y el otro para los fieles, era de una sola nave con un techo abovedado. La iglesia tenía dos fachadas, una al frente y otra en el jardín del monasterio: el primero fue construido en estilo barroco en el siglo XVII por Gian Domenico Richini, mientras que la última se remonta al siglo XV, de autor desconocido, con un estilo de transición entre el gótico tardío y renacentista Lombard. Entre las obras que se recuperaron en la iglesia destaca este "Episodio del martirio de San Vicente" sobre fibra de vidrio Fresco que puede atribuirse a Aurelio Luini, conservado en la Pinacoteca del Castello Sforzesco. Sus dimensiones son de 347 x 239 cm. 

domingo, 10 de mayo de 2015

La llegada de las reliquias de San Vicente a Lisboa en un panel cerámico de Lima Freitas.

La estación de tren lisboeta del Rossio recibe al viajero con una serie de catorce paneles que recogen mitos y leyendas de la capital lusa. Estos son obra del pintor y ceramista Lima de Freitas (1927-1998) que ha desarrollado toda su creatividad para condensar en ellos la magia de una ciudad tan inquietante. Producidos por la Fábrica de cerámica de Constancia en 1996, uno de ellos recoge en un trabajo colorista la llegada de las reliquias de San Vicente en una composición en la que las reliquias viajan en un barco que se desliza por una de las aspas de la cruz que le es característica. Otros paneles recogen el mito de Ulises como fundador de la ciudad, la muerte del Rey Don Sebastián, la figura de Pessoa, la visión de Camoes al escribir las “Luisiadas”, el viaje extemporáneo de San Antonio de Padua o la llegada de las reliquias de Santa Auta.

jueves, 30 de abril de 2015

El fuste del cruceiro de Arroios en Lisboa muestra a nuestro santo.

Ubicado en el cementerio de la moderna iglesia parroquial de San Jorge de Arroios de Lisboa, este cruceiro manuelino fue mandado erigir al comienzo del reinado del rey Juan III para conmemorar la beatificación de la reina Santa Isabel en 1517. La pieza fue situada originalmente en la vía de Arroyos. Este es un trabajo en piedra caliza, muy trabajada, apoyado en una base cilíndrica hexagonal, con el nudo encordado, y el eje del torso decorado con motivos vegetales. Destaca la integración de la representación escultórica de San Vicente Mártir, con una hoja de palma y la nave con los cuervos, símbolo de Lisboa. Sobre el capitel, decorado con máscaras y filetes, se encuentra la propia cruz, mostrando la cara principal de Cristo en la cruz y en la parte posterior a Nuestra Señora de la Misericordia. Las características de este crucero ya denotan influencias del gusto renacentista, marcada por el naturalismo escultórico impreso por el artista, probablemente de un taller lisboeta.

lunes, 20 de abril de 2015

Dos escenas de la vida de San Vicente del círculo de Juan de Flandes, posiblemente Juan de Tejerina.


 Dos escenas de la vida de San Vicente Mártir mostrando su cuerpo protegido por el cuervo y la visita del ángel cuando expira forman parte de un mismo panel realizado con la técnica del óleo sobre madera. Su autoría se atribuye al círculo de Juan de Flandes (FlandesBélgica, c. 1465 – PalenciaEspaña1519), que fue un pintor de origen flamenco considerado como uno de los más importantes representantes del Renacimiento en España. En concreto, es muy posible que fuese Juan de Tejerina su ejecutor material. Las dimensiones de la pieza son de 109 de alto por  66 de ancho y estuvieron en subasta en la galería Sotheby´s de Londres a mediados del año 2001.

viernes, 10 de abril de 2015

El busto relicario de San Vicente en San Pedro el Viejo de Huesca.

El busto relicario que representa a San Vicente en la iglesia de San Pedro el Viejo de Huesca fue realizado a fines del S.XV por mandato del entonces prior Juan Cortés. Sería en el año 1588 cuando Pedro Mendoza la pintaría. El objeto fue realizado utilizando cobre repujado y latón dorado para darle un cierto aire gótico aunque se tratase de una pieza esencialmente renacentista. Este se convertiría por tanto en el busto relicario más antiguo de Huesca y muestra un receptáculo en su pecho para el alojamiento de la reliquia correspondiente.

martes, 31 de marzo de 2015

El busto relicario de Pablo de Rojas de la Mathiessen Gallery de Londres.

El busto relicario de un santo protomártir que comúnmente se atribuye a San Vicente de Zaragoza, hecho de madera, policromada y dorada, con dimensiones 77,5 x 28 x 40 cm,  procede de una colección privada granadina y pertenece a la Mathiessen Gallery de Londres. Su autor sería Pablo de Rojas (Alcalá La Real 1549-1611 Granada) y su obra recoge la práctica de la incorporación de las reliquias en imágenes. Fue a raíz del Concilio de Trento, es decir, después de 1563, cuando el culto de los santos y la veneración de sus reliquias se hizo activamente promulgada por la Iglesia como un objetivo doctrinal, que en efecto estaba destinado a actuar como un arma contra las influencias protestantes que barrían Europa.  
El presente trabajo es un buen ejemplo de la característica postura rígida del estilo romanista típico de las obras de Pablo de Rojas. Tallado como un busto, el santo está vestido con los ornamentos litúrgicos y con los brazos ocultos debajo de una dalmática. El rostro del santo muestra una expresión distante y una mirada penetrante frontal. El Relicario-escultura a menudo carece de los atributos que permiten la identificación de un santo específico y el nombre de su autor fue mencionado por Francisco Pacheco como maestro del gran Martínez Montañés.

viernes, 20 de marzo de 2015

Un San Vicente de autoria desconocida se encuentra en la bella iglesia de Braga (Portugal).

Ya hemos dicho que la Iglesia de San Vicente de Braga es uno de los edificios más valiosos que en el país luso se dedica a San Vicente. En ella se encuentra esta curiosa pintura que representa a nuestro santo y del que desconocemos su autor. Se caracteriza por un San Vicente casi niño que porta una palma y, como no, un cuervo y barco por tratarse de una pintura portuguesa.
Esta iglesia se encuentra en la zona alta de la ciudad, alejada del centro histórico, muy cerca del Asilo de San José y está declarada por las autoridades portuguesas como Inmueble de Interés Público (IPP). El templo actual fue construido a mediados del siglo XVII pero se han encontrado dos lápidas de origen visigodo que demuestran que en este lugar ya había una iglesia desde el siglo VII. En su construcción intervinieron arquitectos tan notables como Manuel Fernandes da Silva, André Soares y Carlos Amarante, bajo el patrocinio de los arzobispos Rodrigo de Moura Teles y Gaspar de Bragança. La fachada muestra la transición del manierismo al barroco; en la zona superior hay una hornacina donde se halla la escultura de San Vicente Mártir, flanqueada por las imágenes de dos ángeles, uno a cada lado, y sobre él la cruz y atributos pontificales. Sobre la portada hay una representación escultórica del bautismo de Cristo. Tiene una alta torre campanario, situada a los pies del templo. En el interior hay grandes paneles de azulejos que revisten las paredes y representan la historia y el martirio de San Vicente.

jueves, 5 de marzo de 2015

La escultura de San Vicente en el baldaquino de Sao Vicente de Fora de Lisboa pertenece a Manuel Vieira.

En el centro de la capilla mayor de la iglesia de San Vicente de Fora en Lisboa, sobre el altar barroco, sobresale un grandioso baldaquino, que forma parte de un conjunto de estatuas de la mano de Joaquim Machado de Castro y que fueron encargadas por Joao V. Las imágenes de San Vicente, San Sebastián y de los ángeles sobre las puertas de acceso al coro son obra de Manuel Vieira en 1787. El altar barroco fue diseñado por Gianni Ludovice. Éste, ocupando el centro del presbiterio, se divide en cuatro columnas robustas destacándose en altos pedestales, mostrando ocho imágenes relativas a ilustres monumentos de Lisboa. Estas son todas de madera, pintadas de blanco de acuerdo a la preferencia del Ludovice italiano.

viernes, 20 de febrero de 2015

El Museo de Arte Sacro de Funchal muestra el San Vicente de Francisco Venegas.

Este óleo sobre madera de Francisco Venegas procede del último cuarto del siglo XVI del Colegio de la iglesia de San Juan Evangelista y hoy se halla en el Museo de Arte Sacro de Funchal. El retablo de la antigua capilla de San Sebastián, demolida a principios del siglo XIX, tuvo pinturas representando a San Bento Abad y San Vicente Mártir que acompañaban a una figura de bulto del titular. Estas dos tablas son de dimensiones idénticas y son un interesante ejemplo de diálogo entre diversos géneros artísticos pues conjugan una tradición de dalmática ricamente decorada con sedas y brocados de inspiración oriental. Además, su técnica se asemeja a la del estofad,o separando los elementos decorativos con un trazo negro. El juego de luces recorre los contrastes del paisaje y transita al manierismo de buena factura en el que se nota la formación sevillana de su autor. 

martes, 10 de febrero de 2015

André Reinoso nos regala una bella mirada mística de un San Vicente con aires portugueses.

Considerado uno de los pintores portugueses más importantes de la primera mitad del siglo XVII, con obra documentada entre 1610-1641, André Reinoso ejecutó un conjunto de pinturas destinadas a la decoración de varios espacios de la catedral de Lamego en tiempos del episcopado de D. Martim Afonso Mexia (1614-1620), D. João Coutinho (1626-1635) y, eventualmente, de D. Miguel de Portugal (1636-1643). En este óleo sobre tela la figura de bulto de San Vicente destaca sobre el fondo paisajístico y se advierte una especial preocupación por la elegancia en el modelado de los tejidos y una mirada mística del santo que dirige sus ojos al cielo con un colorido luminoso y cálido influenciado por el naturalismo sevillano. 

viernes, 30 de enero de 2015

Gianluigi Marzo coloca en la catedral de Ugento un magnífico óleo con un martirio vicentino.

Gianluigi Marzo es un sacerdote y pintor autodidacta que desde bien pequeño mostró una predisposición natural hacia el diseño y la pintura. A los diez años de edad ingresa en el seminario de Ugento mientras completa su formación artística realizando en sus viajes a Tanzania distintas obras murales de templos africanos. Su amor por las misiones viene financiada con la subasta de muchas de sus obras religiosas aunque también abarca otras temáticas.  Actualmente es párroco del área de Corsano. En su obra sobre el martirio de San Vicente adopta una postura casi surrealista para hacer aparecer a un ángel que le da la corona de la victoria y la palma del martirio en una escena en la que el torturador romano le despoja de su dalmática y un hombre postrado parece que quiera avivar las llamas que están calcinando el cuerpo del santo. No menos enigmático es el cuervo que observa la escena. Este óleo sobre tela de 300x200 se halla en la catedral de Ugento.